Ismaíl y el secreto del bosque azul

Había una vez un gnomo que se llamaba Ismaíl. Un día fue a un bosque que se llamaba El Bosque Azul. Pero Ismaíl se perdió, y como llovía se metió en una cueva oscura.

En aquella cueva había un rubí, que Ismaíl cogió. Entonces, paró de llover y los árboles y los animales cambiaron de color. Se volvieron azules.

Ismaíl pensó que se había metido en un buen lío. Pero llegó un demonio, aunque pudo escapar hacia un supermercado. Allí compró una espada y volvió al bosque para acabar con aquel demonio. Y colorín, colorado, este cuento está acabado...

[Óscar Maceiras Lago]

El bosque se volvió azul

5 comentarios Enlaces a esta entrada

Anónimo dijo...

Oscar me gusto mucho el cuento!!!
Lorenzo

Anónimo dijo...

Hola Oscar soy Lorenzo,he leido tu
cuento ,es fantastico!!!

Ismail dijo...

Lorenzo, a mí también me gustó el cuento de Óscar... Ah, ¿sabes una cosa? Tengo ganas de darte una moneda de oro...

Miguel dijo...

Oscar el demonio es fantastico etc etc BESOS.

Alba dijo...

Òscar el cuento estàba chulisimo un beso muy fuerte.