Ismaíl y el castillo

Érase una vez un gnomo llamado Ismaíl. Un día descubrió un castillo, y dentro había un ordenador.

Al lado del ordenador había una estrella. Salieron del castillo y vieron una luz por una ventana.

Hacía mucho viento en las montañas de Malpica. Y en Malpica tomaron una tapa y un refresco. Entonces, el gallo cantó y este cuento se acabó...

Ismaíl y el castillo, de Sofía Escobar

[Daniel López Rebollo-Sofía Escobar Barrera]

8 comentarios Enlaces a esta entrada

Laila dijo...

Sofía y Daniel, que viajero nos salió este Ismaíl, es la repera, encima se toma su tapita (sería de tortilla) y un refresco ¿por cierto cual es el preferido de nuestro gnomo?
Muy bonito el cuento y precioso el dibujo

Miguel dijo...

Hola Daniel y Sofia E. me encanta los cuentos de castillos y este es muy bonito.

A.M. dijo...

Ismaíl, eu opino o mesmo das tapas de Malpica, sobre todo a de CHIPIRONS que está riquísima...
Besos nenos

Ismail dijo...

Recordo algúns sitios de Malpica con boas tapas ao mediodía. Había un bar con vistas á praia, ao mar e ás illas Sisargas onde pasei moi bos momentos, falando con algunha meiga do lugar... ¡Ah, que tempos!

Laila dijo...

Ismaíl, eres incorregible, qué barbaridad: que si tapas en el bar con vistas al mar, que si las "meigas" del lugar.
Chicos, este nuestro Ismaíl...qué travieso y viajero nos salió.
Con lo que me gustan los chipirones, tendré que ir Alicia por aquellos lares.

Noelia dijo...

Hola los dos que me conteste uno de los dos ¿y Ismail que tapa se tomó una de macarrones una de chipirones? no lo se pero algo rico verdad.

un beso muy grande para los dos.

Mario Aller dijo...

Noelia, es casi un secreto, pero a Ismail le gustan los chipirones fritos...

Alba y Eloy dijo...

Que chulo es precioso fastinante chupiiiiiiiiiiiiiiii.