Ismaíl y el ogro (capitulo 1)

Érase que se era un gnomo llamado Ismaíl. Una noche sintió unos grandes pasos y se asomó por la ventana.

Entonces, vio un ogro que llegaba y arrancaba su casa y se lo llevaba por los aires. Pero Ismaíl no sintió miedo porque comprendió que el ogro era bueno.

El ogro lo dejó en el país de Juguetolandia. Y él jugó y jugó, y le dijo al ogro...

[Ana Antelo Nieto]

1 comentarios Enlaces a esta entrada

Anónimo dijo...

Ana: cuando llega el siguiente capítulo??un beso.
Laila (mami de Jaco)