Ismaíl y el gorro

Había una vez un gnomo llamado Ismaíl. Un día encontró un gorro mágico.

Y lo compró, porque el que tenía ya estaba un poco viejo.

Se fue a su casa y se lo puso. Allí se dio cuenta de que el gorro era especial, y le encantó y se lo enseñó a todos.

Y colorín colorado, este cuento está rematado...

[Marta Calvete Míguez]

1 comentarios Enlaces a esta entrada

Marta dijo...

Mario, gracias por dejarme poner mi cuento. Eres el mejor.