Ismaíl y el ogro (capítulo 3)

Leer el capítulo 1 | Leer el capítulo 2

El ogro llevó a Ismaíl a un río mágico. Cerca había una etiquetita donde se leía: NO BEBAS MUCHA AGUA O SI NO...

Ismaíl pensó que debía ser algo grave y bebió un poquito. Y de pronto, aunque ya era algo viejo, se volvió joven. El ogro le explicó que el agua era de la fuente de la juventud...

Entonces, una joven gnoma se acercó y le dijo a Ismaíl:

-Me llamo Nieves.

Los dos se pusieron muy colorados. Y más adelante, se casaron, y chis, pin, chis, pon, este cuento se acabó...

FIN

[Ana Antelo Nieto]

7 comentarios Enlaces a esta entrada

maria dijo...

l

Vanessa dijo...

Me gusto mucho tu cuento.

Ismail dijo...

A mí también me gustó mucho el cuento de Ana. Además, es el primer cuento de 3 capítulos que está terminado, y por eso se merece una moneda de oro de mi tesoro. Díselo a Mario de mi parte...

Miguel dijo...

Ana me gusta mucho tu cuento.

Miguel dijo...

Ana tengo mucha anbre espero que tu no.

Alba dijo...

Ana prodias darle ami abueio

Laila dijo...

Ana: ya no tenemos más capítulos, bueno, pues nada es una lástima porque es muy bonito,ojalá hubiese fuentes de juventud verdad?, así que Ismaíl se nos ha vuelto joven de nuevo, vamos a decirle a nuestro informático particular, o sea a Mario que nos rejuvenezca a Ismaíl...o no? Mejor no, que nuestro Ismaíl es genial tal y como está.
Un beso Ana