O grifón e o lóstrego

Houbo un tempo no que un grifón e un lóstrego sempre pelexaban. Un día Deus díxolles:

-Por que pelexades tanto? A próxima vez que pelexedes, convertireivos en estatuas de chocolate.

Eles crían que mentía, e volveron pelexar. Agora os dous son dúas ricas estatuas de chocolate...

[Jacobo Barreira Diz]

2 comentarios Enlaces a esta entrada

Laila dijo...

Hola tesoro, ya sé yo que te encantaría estar cerca de esas estatuas para ponerte morado con tanto chocolate ¿verdad Jaco?
Sigue escribiendo ¿vale?
Un beso

Sanita dijo...

mmmmmmmmmmm, yo me apunto a darle un mordisco a esas estatuas, jejejeje Ismail ya sabe que me encanta el chocolate jajajajaja.