Outra sorpresa

Un mañá, unha nena e un neno déronlle unha boa sorpresa a Ismaíl. Nada máis entrar na clase, contaron a súa noticia. Os dous tiñan un regalo para el: moedas de ouro e de prata para que non se acabe o seu tesouro secreto.

A nena chámase Ariadna Álvarez Quintanilla. O neno é Jacobo Barreira Diz.

Ese día non había nada especial. Por esa razón, a sorpresa foi tan grande que Ismaíl case non sabe o que dicir. Ao final, coa alegría empezou a dar pincha-carneiros por toda a aula...

4 comentarios Enlaces a esta entrada

Flora dijo...

Hola Jaco!! Soy tu prima Flori, y me hizo mucha ilusión ver que te va tan bien y te portas genial, en el cole con tus amiguitos, y que escribes historias tan bonitas como la de "La Princesa y el Dragón".

Un besito muy grande. Te quiere tu prima Flori.

Laila dijo...

Así q Ismaíl se llevó una grata sorpresa con Ariadna y Jacobo, vaya, vaya, claro que yo creo que él es tan glotón como los niños ¿no Ismaíl?. Por cierto esta tarde vamos a conocer un poquito más de ese mundo tuyo de fantasías porque Mario nos reúne hoy en tu aula, ya tengo ganas de conoceros. Nos vemos entonces.

Laila dijo...

Ismaíl quiero que les cuentes un cuento a tus niños, pero tengo un pequeño problema:no entiendo el inglés así que lo tenía escrito pero no sabía continuar, permíteme que te lo cuente aquí, y si puedes me dices qué debo hacer.
Hace 8 años nació un niño muy pero que muy chiquitín,y los médicos dijeron que tenía que quedarse en una cunita especial pero ese bebé estaba triste porque no estaba con su mamá como el resto de bebés y entonces no dejaba de moverse,y como era tan chiquitín tenía que comer por un tubito que se lo arrancaba muchas veces.Un día llegó su mamá y por un agujerito le acarició su suave piel y el bebé sonrió, su mamá le dijo que si dejaba de moverse y de arrancarse el tubito se lo llevaría pronto a casa, el bebé obedeció y su mami cumplió la promesa.Allí le esperaban su hermano mayor y su papá.Desde entonces aquel niño vive feliz en su casa.

Sanita dijo...

Una historia muy bonita, Laila, hasta parece q puede ser verdad ,espero que el bebe, q ahora ya debe ser un niño grandote siga siendo feliz con su familia.
Sandra (mama de Noelia)